Download E-books El Príncipe PDF

, , Comments Off on Download E-books El Príncipe PDF

By Niccolò Machiavelli

El Príncipe (en el unique en italiano, Il principe) es un tratado de teoría política escrito por Nicolás Maquiavelo en 1513, mientras este se encontraba encarcelado en San Casciano por l. a. acusación de haber conspirado en contra de los Médici. El libro fue publicado en 1531 y dedicado a Lorenzo II de Médici, duque de Urbino, en respuesta a dicha acusación, a modo de regalo.1 Tiene ciertas inspiraciones en César Borgia. Se trata de l. a. obra de mayor renombre de este autor, aquella por l. a. cual se acuñaron el sustantivo maquiavelismo y el adjetivo maquiavélico.

Su objetivo es mostrar cómo los príncipes deben gobernar sus Estados, según las distintas circunstancias, para poder conservarlos exitosamente en su poder,2 lo cual es constantemente demostrado mediante múltiples referencias a gobernantes históricos y a sus acciones. Presenta como característica sobresaliente el método de dejar de lado sistemáticamente, con respecto a las estrategias políticas, las cuestiones relativas a l. a. ethical y a l. a. religión. Sólo interesa conservar el poder. (De hecho, para Maquiavelo así obran incluso papas como Alejandro VI, lo que constituye l. a. clave de su éxito.) l. a. conservación del Estado obliga a obrar cuando es necesario «contra los angeles fe, contra los angeles caridad, contra los angeles humanidad y contra l. a. religión.»4 Y ello requiere a nivel teórico -en oposición a toda los angeles tradición de l. a. filosofía política desde Platón en adelante- dejar de idealizar gobiernos y ciudades utópicas e inexistentes para inclinarse en cambio por los hombres reales y los pueblos reales, examinar sus comportamientos efectivos y aceptar que el ejercicio genuine de l. a. política contradice con frecuencia los angeles ethical y no puede guiarse por ella

Show description

Read or Download El Príncipe PDF

Best Literary Classics books

The Iliad

The nice struggle epic of Western literature, translated through acclaimed classicist Robert Fagles   courting to the 9th century B. C. , Homer’s undying poem nonetheless vividly conveys the horror and heroism of guys and gods wrestling with towering feelings and scuffling with amidst devastation and destruction, because it strikes inexorably to the wrenching, tragic end of the Trojan warfare.

David Copperfield (Penguin Classics)

'The so much excellent of all of the Dickens novels' Virginia Woolf David Copperfield is the tale of a tender man's adventures on his trip from an unsatisfied and impoverished formative years to the invention of his vocation as a winning novelist. one of the gloriously shiny forged of characters he encounters are his tyrannical stepfather, Mr Murdstone; his incredible, yet finally unworthy school-friend James Steerforth; his ambitious aunt, Betsey Trotwood; the without end humble, but treacherous Uriah Heep; frivolous, enthralling Dora Spenlow; and the magnificently impecunious Wilkins Micawber, one among literature's nice comedian creations.

Germinal (Penguin Classics)

The 13th novel in Émile Zola’s nice Rougon-Macquart series, Germinal expresses outrage on the exploitation of the numerous via the few, but in addition exhibits humanity’s capability for compassion and wish. Etienne Lantier, an unemployed railway employee, is a shrewdpermanent yet uneducated younger guy with a deadly mood.

The Harz Journey and Selected Prose (Penguin Classics)

A poet whose verse encouraged track by way of Schubert, Schumann, Mendelssohn and Brahms, Heinrich Heine (1797-1856) was once in his lifetime both well-known for his dependent prose. This assortment charts the improvement of that prose, starting with 3 meditative works from the commute images, encouraged through Heine's trips as a tender guy to Lucca, Venice and the Harz Mountains.

Extra resources for El Príncipe

Show sample text content

Por eso el duque decidió no depender ni de las armas ni de los angeles suerte de otros153. En primer lugar, debilitó las facciones de los Orsini y de los Colonna en Roma, porque a todos los partidarios de éstos que eran nobles se los ganó154 convirtiéndolos en nobles suyos y concediéndoles grandes estipendios, y honrándolos, según sus cualidades, con cargos militares o de gobierno; de esta forma, en pocos meses se apagó en sus ánimos el amor por su partido, que se volvió por entero hacia el duque155. Tras esto, esperó los angeles ocasión de eliminar a los caudillos Orsini156, una vez que se había deshecho de los de los angeles casa Colonna; l. a. ocasión se le currentó buena, y él le supo sacar el mejor partido157. Porque cuando los Orsini se dieron cuenta, aunque demasiado tarde, de que los angeles grandeza del duque y de los angeles Iglesia eran su perdición, celebraron una dieta en l. a. Magione, cerca de Perugia, de donde nacieron los angeles sublevación de Urbino, los tumultos en los angeles Romaña e infinitos peligros para el duque158; pero éste, con l. a. ayuda de Francia, pudo superarlo todo159. Cuando hubo recuperado su prestigio, y puesto que no se fiaba ni de Francia ni de otras fuerzas externas, recurrió al engaño para no correr más riesgos. Y supo disimular tan bien sus intenciones160 que los mismos Orsini se reconciliaron con él por mediación del noble Paolo, al que el duque colmó de atenciones para fortalecer su confianza, obsequiándole con dinero, ropas y caballos, tanto que su ingenuidad hizo que cayeran en sus manos en Sinigaglia* 161. Habiendo, pues, eliminado a estos caudillos y habiéndose ganado a sus partidarios162, el duque había establecido unos fundamentos muy fuertes para su poder, una vez que poseía toda los angeles Romaña y el ducado de. Urbino, y que, sobre todo, le parecía que se había ganado los angeles amistad de l. a. Romaña y de toda su población, que había empezado a disfrutar de un nuevo bienestar163. Y no quiero pasar por alto esta parte, que es digna de nota y de ser imitada164. Al apoderarse de los angeles Romaña, se encontró con que anteriormente había sido regida por señores despóticos, que se habían preocupado más de despojar a sus súbditos de sus riquezas que de gobernarlos165, dándoles razones para estar desunidos en vez que unidos166. Por consiguiente, en dicha región abundaban los robos, los litigios y todo tipo de delitos violentos167, por lo que juzgó necesario darle un buen gobierno para devolverle l. a. paz y el respeto hacia l. a. autoridad del rey168. Por eso puso al frente a Ramiro de Orco, hombre merciless y decidido, al que dio plenos poderes169, y que en poco tiempo le devolvió los angeles paz y l. a. unidad, con grandísimo prestigio170. Posteriormente, el duque pensó que no hacía falta una autoridad tan severa171, porque temía que despertara el odio de los súbditos, por lo que puso al frente de los angeles provincia una magistratura civil, con un presidente excelentísimo, en l. a. que cada ciudad tenía un representante172. Y como sabía que los pasados rigores habían generado un cierto odio, para extirpar ese sentimiento del ánimo de las gentes y ganárselas del todo, quiso demostrar que si había habido algún tipo de crueldad no había sido culpa suya173, sino de los angeles arisca naturaleza de su gobernador.

Rated 5.00 of 5 – based on 29 votes