Download E-books Recuperar la democracia PDF

, , Comments Off on Download E-books Recuperar la democracia PDF

By Ignacio Gómez de Liaño

Desde posiciones independientes y con el respaldo de su obra filosófica, sociológica y literaria, Ignacio Gómez de Liaño analiza l. a. situación española desde múltiples perspectivas con el objeto de contribuir al saneamiento de los angeles vida pública y a l. a. recuperación de l. a. democracia. l. a. transición de los angeles dictadura de Franco a l. a. democracia fue saludada como ejemplo político para el mundo. Transcurridos treinta años desde entonces, ¿cuál es el estado de salud del nuevo régimen? En las regiones donde gobierna el nacionalismo se padece un grave déficit de libertad y seguridad, los angeles izquierda se ha aliado de forma recurring con esa orientación política y los grupos terroristas siguen actuando contra los que no se someten a las directrices nacionalistas… Por otro lado, l. a. educación, los angeles cultura, l. a. comunicación, los angeles justicia y las finanzas están tan supeditadas al poder político que los angeles sociedad sufre amenaza de asfixia. Esas condiciones han hecho que de l. a. dictadura de Franco se haya pasado a esas «dictaduras de proximidad» en las que van mutando las Comunidades Autónomas. l. a. incógnita es si l. a. sociedad española cobrará conciencia de las deficiencias que los angeles lastran o si se dejará ganar por los angeles insensibilización gracias a l. a. cual se perpetuó el régimen de Franco. "Recuperar l. a. democracia en España, un título cuya presentación motivó críticas al agobiante regulate de los políticos o al silencio de los intelectuales." ABC

Show description

Read or Download Recuperar la democracia PDF

Similar Politics books

End of Days: The Assassination of John F. Kennedy

In finish of Days, James L. Swanson, the recent York occasions bestselling writer of Manhunt: The 12-Day Chase for Lincoln's Killer, brings to existence the minute-by-minute information of the JFK assassination—from the Kennedys' arrival in Texas throughout the taking pictures in Dealey Plaza and the stunning aftermath that maintains to reverberate in our nationwide awareness fifty years later.

¡Obamanos!: The Birth of a New Political Era

"Hertzberg has a novelist's keep an eye on of metaphor and a comedian's present for the one-liner. " -The big apple instances ebook assessment ¡Obámanos! is powered by means of celebrated political essayist Hendrik Hertzberg's "Comments" for the recent Yorker's "The speak of the city" and the private web publication he all started holding at the magazine's website fifteen months ahead of the election.

What Everyone Needs to Know about Islam (What Everyone Needs to Know (Hardcover))

Because the terrorist assaults of September eleventh, there was an overpowering call for for info approximately Islam, and up to date occasions - the warfare in Iraq, terrorist assaults either failed and winning, debates all through Europe over Islamic gown, etc - have raised new questions within the minds of policymakers and most people.

The Stronghold: How Republicans Captured Congress but Surrendered the White House

As soon as the get together of presidents, the GOP in contemporary elections has didn't win convincing nationwide majorities. Republicans have misplaced 4 of the final six presidential races and misplaced the preferred vote in 5 of the six. within the lone Republican victory, the occasion incumbent won—during wartime—by the slimmest of margins.

Extra info for Recuperar la democracia

Show sample text content

Nine Este ejemplo sugiere una clave política de interés. El nacionalismo y el nacional-socialismo tienen su mejor aliado en el intervencionismo –sobre todo cultural– que practican también las demás formaciones políticas. O sea, el nacionalismo debe una parte de su éxito al hecho de que representa los angeles legitimación de los angeles oligarquía y el caciquismo que, con sus prácticas intervencionistas, alimentan los demás partidos, incluso los que se muestran, al menos de palabra, más contrarios al nacionalismo local. 28. El llamado –¿todavía? – partido socialista es, con los partidos nacionalistas, el imperative instigador de unas normas lingüísticas que, en los angeles práctica, suponen un delito de genocidio cultural. Así lo denunciaron el Departamento de Estado de EE UU y los angeles Asamblea de los angeles Unión Europea, que parecen velar por los derechos de los españoles más que el gobierno de España, el Tribunal Constitucional y todo el aparato del Estado. Los mencionados organismos publicaron informes en los que se acusa al gobierno de los angeles Generalidad de Cataluña no sólo de no proteger el derecho de los hispanohablantes, sino incluso de perseguirlos. Para colmo de men, el Estatuto de 2006, cuyo critical instigador ha sido el presidente del gobierno de España y secretario common del partido socialista, al establecer que Cataluña es una realidad nacional, o nación, viene a prohibir o complicar, por lógica consecuencia, que se sientan españoles, o sea, de l. a. nación española, los catalanes que así se sienten. Las ambigüedades y contradicciones de los angeles Constitución, que más adelante analizaremos, han permitido que un mero estatuto neighborhood se cargue los angeles nación española, consagrada en todas las constituciones de los angeles historia de España, desde l. a. de 1808 hasta los angeles de los angeles Segunda República, de 1931. 29. Se puede entender que nacionalistas y nacional-socialistas catalanes compitan en los angeles carrera de méritos para imponer sus objetivos de limpieza étnica, pero lo que no se acierta a comprender es que l. a. sociedad española en su conjunto lo acepte con una mezcla de embobada fascinación y masoquismo. Y el primero que parece haberlo aceptado es el propio Estado, y en specific el Tribunal Constitucional, pues, en caso de duda, siempre parece preferir l. a. interpretación más nacionalista y antiespañola que cabe dar a los artículos de l. a. Constitución. Es verdad que los angeles Constitución sirve más para desestructurar un Estado que para estructurarlo, o, para decirlo con las palabras de un jurista que ha presidido ese tribunal: «Nuestra Constitución ha operado una desconstitucionalización de l. a. estructura del Estado, por lo que las posibles soluciones son diversas y hasta pueden entrar en contradicción»10. O sea que nuestra Constitución, según el señor Cruz Villalón, tiene l. a. propiedad, única, sospecho, en el ramo de las Constituciones, de servir, no para «constitucionalizar» un Estado, que es lo que se espera de toda Constitución, sino para «desconstitucionalizar su estructura», o sea, si entiendo bien los angeles frase, para desestructurarlo, para desmantelarlo, para… destruirlo.

Rated 4.67 of 5 – based on 30 votes